... Por la organización autogestionaria, la autonomía, la rebeldía y la resistencia, por la solidaridad y el apoyo mutuos y por la construcción de un mundo con democracia, libertad y justicia para tod@s.

Log in

Palabras Voluntarias

  • Escrito por 

Palabras voluntarias

El reto no era sencillo, porque juntar firmas como quiera se hace; pero no iba por ahí, se trataba de una tarea de mucha mayor envergadura, se trataba de crear, en tantos rincones de nuestra geografía como nos fuera posible, organización y resistencia.
No era cosa de ir a los lugares que ya están organizados, ni tampoco de acercarnos a geografías desconocidas. Lo que teníamos que hacer, y así es que venía la propuesta, era salir a patonear NUESTRAS calles y abrir las puertas de NUESTRAS casas, porque de eso se trata eso de la autonomía y las geografías de resistencias: encontrarnos con nuestros iguales, para entre todos conocer de los problemas que son de cada quien y que son al miso tiempo de todos; para tratar de hallarle, entre las y los jodidos que somos la enorme mayoría, las respuestas en nuestras propias fuerzas.
Para hacer esta tarea, que ni empieza ni termina el 1 de julio, se apuntaron algunos miles de voluntarios (auxiliares les nombraron los barones del INE).
Que nadie se cuelgue medallas, lo que se haya logrado hasta ahora y lo que resulte de mantener este trabajo será gracias al trabajo y esfuerzo, de las y los voluntarios; dejemos entonces que sea su palabra la que analice y califique este proceso.
Va. (La redacción)


Dicen por ahí

Escribí este texto después de ayudar a organizar un evento en La Gozadera el 13 de enero para recaudar firmas por Marichuy. Tocaron Mexikan Sound System, Batallones Femeninos, Holbox y DJ Travieza y la gente se la pasó bien. Juntamos aproximadamente cincuenta firmas, registramos a diez nuevos auxiliares y creamos un registro de gente que se quiere organizar y mantener informada. Muchos de los que entraron ya habían firmado o eran de otros países, pero todos bailaron. Escribí este texto como poema porque aunque estuviera padre el evento, sentí el “dicen por ahí” y el “no necesitamos”.
Antes dudaba mucho de mí misma: sobre cómo participar en una lucha del campo cuando soy de la ciudad, sobre cómo apoyar cuando yo también formo parte del problema. Sigo con estas preguntas, pero me queda mucho más claro ahora que podemos “rebelarnos donde nos encontremos y con lo que tenemos al lado.” En las palabras de Marichuy, “Sin su lucha en la ciudad hermanas, hermanos no estamos completos.”
Y así surgen nuevas preguntas…
¿Cómo es nuestra lucha aquí en la ciudad?
¿Cómo nos levantamos y organizamos?
¿Cómo nos despertamos?


Dicen por ahí

Dicen por ahí
que aquí
no necesitamos

En la ciudad
hay trabajo y capital
(para pocos)
¿Para otros, quién sabrá?

Dicen por ahí
que aquí
no necesitamos
del campo ni la siembra.

Del súper comemos
¿qué comemos?
(comida) ¿importada, maltratada?
¿quién sabrá?

Dicen por ahí
que aquí
no necesitamos
del pueblo organizado.

Que no se meta en la boleta
a “corromper” nuestro
corrupto gobierno

Pa’ que no pierda
la centro-izquierda
pa’ que no gane el PRI.

Así nos entretenemos,
nuestro juego comprado.

Dicen por ahí
que aquí
no necesitamos.

Pero otra voz resuena
Responde:

“Nos necesitamos
Para hacer caer los muros.”

Pero en la ciudad?

Somos el no necesitamos
somos la capital y el capital.

“Rebelarnos donde nos encontremos
y con lo que tenemos al lado.”

porque esto no se acaba
ni en febrero ni en julio

porque “nadie libera a nadie
ni nadie se libera
solo.”

Nos necesitamos
porque dicen por ahí
que aquí
no necesitamos.

alina