Nuestro apoyo al CNI y al CIG es total y sin condición alguna. Nuestro apoyo al CNI y al CIG es total y sin condición alguna.Nuestro apoyo al CNI y al CIG es total y sin condición alguna.

Log in

50 y sumando

  • Escrito por 

Periódico ¡UníoS!
50 y sumando

En agosto de 2012 reapareció ¡UníoS!, había acompañado nuestro quehacer político y orgánico durante muchos años, dejó de salir por múltiples razones, explicables si se quiere por los “vaivenes de la vida y la lucha”, pero hay que reconocer que esa fórmula diciéndolo todo no dice nada. Fueron asuntos concretos que en lo orgánico tenían que ver con reacomodos y reagrupamientos, cierto, pero también con desacomodos y desagrupamientos.
En tanto que medio de comunicación para la organización y la lucha, había que replantearse si la propaganda impresa había dejado ya de ser el instrumento por excelencia para unir y difundir, papel que cubrirían medios como las radios libres y el ciberespacio. Después de todo, en términos estrictamente económicos, lanzar la palabra al aire por esos medios resulta mucho más barato y qué decir del esfuerzo físico de distribuir y recuperar.
Lo nuevo, lo “moderno” eran las “redes sociales” y las ondas de la radio.
Si sólo de transmitir se trata, para los impresos es difícil competir contra lo “nuevo” que resulta más rápido y requiere de menor inversión de tiempo y dinero: correos electrónicos, ondas radiales y navegación en internet... pero no se trata sólo de eso.
Si lo que se pretende es organizar, desde abajo y a la izquierda, para resistir los embates de los dueños del dinero y el poder, para luchar contra las cuatro ruedas del capitalismo, para destruir al sistema... eso no se logrará mediante las “redes sociales”, por más hashtags que se logren, por mucho que se encabece el trendig topic ni aunque se obtengan decenas de miles de likes en el muro del feisbuc.
Sin ir más lejos, todo eso no sirve para garantizar ni siquiera la asistencia de los likeadores y/o retwiteadores a alguna marcha o evento.
Tampoco se trata de NO utilizar los nuevos medios, TODO sirve pero siempre y cuando se sepa para qué y qué se quiere de cada instrumento.
Pero no nos quedamos ahí; queríamos también que fuera un medio que siendo nuestro NO lo fuera y que NO siéndolo lo fuera.
Había que buscar, y seguimos en eso, que el periódico no sólo expresara nuestras posiciones y opiniones sino también la de todos quienes luchan contra el sistema, por construir, desde ya y como condición, un “lo otro” que fuera un nosotros.
Decíamos en aquel agosto de 2012, y refrendamos ahora, que ¡UníoS! “...no pretende otra cosa que no sea la de informar y difundir los planteamientos de los que luchan en contra de la explotación, el despojo, el desprecio y la represión del sistema dominante en contra de nuestro pueblo. Nuestro periódico se encuentra a disposición de todos aquellos compañeros y compañeras que todos los días se enfrentan al gobierno y a los patrones, pretende ser una modesta herramienta al servicio de las luchas de nuestro pueblo. Sin mayor acuerdo que el de luchar contra el capitalismo y sus agentes”.
Asumimos pública y claramente nuestro compromiso con el EZLN y las comunidades zapatistas; afirmamos que son para nosotros un ejemplo concreto de que atreverse a pensar, imaginar, ser y hacer son el único camino para la construcción de ese mundo en el que quepan muchos mundos. (no todos, nomás muchos, que tan plurales no somos).
Falta mucho, pero podemos decir con satisfacción que ha valido la pena el esfuerzo; en estas páginas se han expresado quienes ha querido hacerlo, se han abierto sus páginas a las luchas; no a todas es cierto, sólo a aquellas que se dan desde abajo y a la izquierda, las que luchan por destruir el sistema capitalista.
Bien dicen las maldicencias: “de lengua me como un plato”, decir es fácil, el asunto se complica cuando se trata de ponerle materia a la palabra. En el 199 aniversario nacimiento de Carlos Marx (5 de mayo de 1818) vale la pena recordar que en una carta a su hija Laura señalaba: “decir y hacer son cosas diferentes, más bien antagónicas”.
En nuestros tiempos, las palabras de Marx bien pueden aplicarse a quienes gustan por utilizar, como único instrumento, los espacios en las llamadas redes sociales, particularmente el feisbuc, para desplegar su incendiario verbo y asumen que eso es “hacer”.
Se trataba de que el periódico sirviera como instrumento de quienes luchan, no sólo para denunciar las formas en que el capital los ataca sino, y fundamentalmente, las maneras en las que están resistiendo, se trataba de ser un espejo de la lucha y que este sirviera para que quienes lo leyeran se vieran reflejados en lo que es posible lograr si se enfrenta con organización a la hidra capitalista.
Debería ser un instrumento que NO sirviera para el propio crecimiento. Cada uno, cada una, de quienes formamos parte de este esfuerzo, tenemos los propios espacios de lucha y organización, a pie de tierra, nos serviría entonces también a nosotros y nosotras; pero, lo más importante es que sirviera a todos y todas.
Si hemos logrado o no este objetivo es y será visión de cada quien, algo se ha hecho, no lo suficiente, no lo que hubiéramos querido-deseado, pero por esfuerzo no ha parado, y lo más importante, lo hemos intentado.
“La peor lucha es la que no se hace.” decía Marx y, en este número en particular nos acompañan muestras concretas de algo que en lo que nunca será suficiente la insistencia: De lo que se trata es de hacer, de construir desde abajo, de organizarse en comunidad, porque no basta auto definirse como uno, una más de quienes luchan abajo y a la izquierda para destruir al sistema, se trata de HACERLO en el único terreno concreto, la lucha a pie de tierra. Trabajo de base que le dicen, por si alguno, alguna no lo ha entendido.
Esperamos que este modesto esfuerzo sirva para que falte un poco menos de lo mucho que aún falta.
En esas estamos. Nº 50... y sumando