Vamos con Marichuy!!!. Vamos con Marichuy!!!. Vamos con Marichuy!!!. Vamos con Marichuy!!!.

Log in

Sobre la construcción de un Concejo Indígena de Gobierno y la posible candidatura presidencial de una Compañera Indígena

  • Escrito por 

 

Posicionamiento de ¡UníoS!
Sobre la construcción de un Concejo Indígena de Gobierno y la posible candidatura presidencial de una Compañera Indígena

Para Unidad Obrera y Socialista (¡UníoS!), adherentes a La Sexta declaración de la Selva Lacandona (SDSL), la propuesta que formularon el EZLN y el CNI el pasado 14 de octubre (en la conmemoración del 20 aniversario del Congreso Nacional Indígena y de la viva resistencia de los pueblos, naciones y tribus originarios de este país México) es la confirmación de una política que ha sido planteada por los compañeros zapatistas desde hace 11 años con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona (SDSL), que nos convoca a la construcción de un nuevo régimen a través de un nuevo pacto social, político y económico que sea plasmado en una NUEVA CONSTITUCIÓN elaborada por toda la población, no por unos cuantos personajes.
La Sexta Declaración de la Selva Lacandona nos convocó a luchar en contra del régimen construyendo un gran frente político con fuerzas diversas, entendiendo que el país es de todos y de todas, por lo que las propuesta y demandas son responsabilidad de cada quien y no necesariamente son compartidas por todos. De esa manera convocó a las gentes humildes y simples, pero también dignas y rebeldes. Nosotros nos sentimos convocados como izquierda socialista que somos, a construir un gran acuerdo político ANTICAPITALISTA, que empuje con firmeza y decisión en la batalla por la construcción de otro tipo de sociedad sin explotadores ni explotados. En donde el respeto al compañero y a la compañera sea tal que nos escuchemos y encontremos las vías de unidad, que en la diversidad nos permita trabajar juntos en contra de nuestro enemigo común: el sistema capitalista.
Con la Sexta declaración de la Selva Lacandona (SDSL) se puso en marcha la Jornada Nacional denominada la Otra Campaña, que colocaba el énfasis en la organización de la gente desde sus lugares de trabajo, vivienda, estudio, desde “Abajo y a la Izquierda” y no en la postulación de una persona como la figura del líder carismático a seguir. En esa Otra Campaña, en la que recorrimos prácticamente todo el país, se escucharon los problemas que se vivían en las comunidades por la avaricia de los dueños del dinero y la complicidad de sus administradores que despachan en las oficinas de gobierno.
La Otra Campaña fue el espacio para aterrizar las propuestas de programa y demandas de lucha que las organizaciones sociales y políticas adherentes a la SDSL habían planteado, pero sobre todo fue el momento y el lugar de construcción de ese gran movimiento anticapitalista que desde abajo y a la izquierda pusiera en jaque al sistema de opresión. Sin embargo, aunque los resultados fueron muy positivos, desgraciadamente fueron parciales. No todos los adherentes ni todas las organizaciones le entraron a cumplir a cabalidad los compromisos adquiridos. Así vimos como varios salieron corriendo a perseguir a las masas; en un ejercicio de impotencia y oportunismo, abandonaron el barco.
En esta ocasión el país es distinto. El avance de los personeros del dinero es tal que no se han detenido a ver si con sus políticas, desarrollos e inversiones se violentan las más elementales garantías y derechos de los pobladores, el uso de las bandas criminales ha venido a resolverles las formas de hacer el trabajo sucio en las comunidades y en cualquier lugar en el que requieran aplastar la inconformidad social. Los “narcos” igual venden droga y trafican con personas, que administran minas, desarrollos inmobiliarios, obras públicas y hasta palacios municipales y uno que otro estatal. La impunidad, la complicidad, la corrupción son parte de la manera en la que el régimen cimienta sus formas de gobierno. Y no porque no hayan existido antes, sino porque ahora lo hacen abiertamente como empleados del capital nacional y foráneo.
Esto gracias al acuerdo de todos los partidos institucionales, tanto los que firmaron el pacto por México, como por el comportamiento de quienes tomaron el paseo de la Reforma para protestar contra el fraude electoral y ni “un vidrio rompieron”, convalidando la decisión de los hombres y mujeres del dinero, que son quienes mandan en el Estado. Con una actuación que envidiaría el Perro Aguayo o el Mil Máscaras, hicieron ruido, afilaron machetes, pero no le hicieron ningún daño a la democracia institucional e incluso podemos concluir que pactaron la entrada de Calderón por la puerta trasera al recinto legislativo. Tragándose el mismo sapo en la elección siguiente. ¿Quién es realmente el que legitima y fortalece al régimen político, o como dicen ellos “a la mafia del poder”?
Hoy los compañeros y compañeras del CNI y del EZLN han propuesto una gran estrategia política para desarticular todo el orden de la democracia representativa del sistema, poniéndole enfrente un Concejo Indígena de Gobierno que en colectivo conozca y actúe en favor de nuestro pueblo. Que fomente la auto-organización, la auto-gestión y que asuma acciones de auto-gobierno. Que la gente le pierda el miedo a los de arriba, que vean que sí hay de otra y que la corrupción no es un mal que no tenga remedio.
Esta es la parte fundamental de la propuesta. Hemos leído y conocido distintas posiciones a favor de la propuesta hecha por el EZLN y por el CNI, dándole más importancia a lo súper táctico: que una compañera indígena materialice la palabra de este Concejo por medio de una candidatura presidencial independiente en el 2018.
Esta propuesta, que una mujer indígena sea la imagen central de esta nueva Otra Campaña, es muy importante y ha metido en crisis a medio mundo. Pero insistimos, lo central es que se fortalezca y consolide el Concejo Indígena de Gobierno, construyéndose a lo largo y ancho del país.
Algunos compañeros están muy entusiasmados con la propuesta de los zapatistas, la han leído queriendo materializar en la declaración del CNI-EZLN sus propios deseos electorales y no entendiendo lo que plantean nuestros compañeros y compañeras, que no es una propuesta electoral, sino una propuesta política para pasar a la ofensiva en contra de TODO el régimen opresor. Por eso “Retiembla la Tierra” con el llamado a construir un Concejo Indígena de Gobierno, que no solo esté en las zonas rurales, sino que se construya en las ciudades, en los barrios, en las fábricas, en las escuelas.
El entusiasmo de varios grupos políticos nos muestra que han sido incapaces de enseñarnos la manera en la que construyen sus grandes políticas, para las masas acaudilladas por la clase obrera industrial en el ¡terreno electoral!
Por eso, estos compañeros nos dicen que podrían lanzar candidatos que acompañen a la candidata presidencial, lo que nos muestra su apetito electoral y la falta de humildad para hacer un esfuerzo por entender lo que los Pueblos Indios nos proponen para enfrentar la explotación, el despojo, el desprecio y la represión del capitalismo.
La política propuesta por los compañeros y compañeras zapatistas y el CNI penetra y golpea el tablero que el régimen tenía diseñado para la elección presidencial del 2018, pero es una política de construcción de la organización de los trabajadores del campo y la ciudad, democrática, claramente anticapitalista y de largo aliento.
La consulta del CNI termina en diciembre y para los primeros días del 2017 tendremos claridad de lo que sus comunidades han resuelto, decisión que respetaremos. Por lo pronto queremos decirles a nuestros compañeros y compañeras del Congreso Nacional Indígena y del EZLN que cuentan con nosotras y nosotros militantes de ¡UníoS!. Con todas nuestras limitaciones, con lo pequeño de nuestras fuerzas y recursos, estamos con ustedes. Así como hace 11 años platicamos en San Manuel y nos comprometimos a dar la batalla por tirar el régimen, hoy seguimos con la misma convicción y en la misma trinchera para combatir al sistema

¡VIVA EL CNI, VIVA EL EZLN!
¡VIVA EL CONCEJO INDIGENA DE GOBIERNO!
¡VIVA LA CANDIDATURA DE UNA COMPAÑERA INDÍGENA!
¡CONTRA EL SISTEMA CAPITALISTA, LA UNIDAD DE NUESTRO PUEBLO!
¡POR UN GOBIERNO OBRERO, CAMPESINO, INDIO Y POPULAR!

Coordinación Política Nacional
Unidad Obrera y Socialista (¡UníoS!)

Octubre de 2016