... Por la organización autogestionaria, la autonomía, la rebeldía y la resistencia, por la solidaridad y el apoyo mutuos y por la construcción de un mundo con democracia, libertad y justicia para tod@s.

Log in

Programa del CONVERSATORIO: “Miradas, Escuchas y Palabras: ¿Prohibido Pensar?”

  • Escrito por 

Programa del Conversatorio “Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”

Programa del Conversatorio

“Miradas, escuchas, palabras: ¿prohibido pensar?”

 

I

Exposiciones de Cartel y Fotografía.

Del 15 al 25 de abril del 2018, en las instalaciones del CIDECI-UniTierra, de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

 

Imágenes de la esperanza.

El arte del cartel en la campaña de Marichuy.

Curaduría de Alejandro Magallanes

 

Ausencias y presencias

Mujeres desaparecidas, mujeres en dignidad rebelde

Fotografías de Maya Goded y Graciela Iturbide

 

 

II

Concierto Musiquero.

Domingo 15 abril, desde las 1600 horas, en el CIDECI-UniTierra.

Programa aparte.

 

 

III

Sesiones del Conversatorio:

 

Lunes 16 de abril, a partir de las 1600 horas:

Marichuy Patricio Martínez.

Mercedes Olivera.

Márgara Millán.

Sylvia Marcos.

 

 

Martes 17 abril, a partir de las 1600 horas:

Carlos Aguirre Rojas.

Alicia Castellanos.

Gilberto López y Rivas.

Alejandro Grimson.

 

 

Miércoles 18 abril, a partir de las 1600 horas:

Cine y documental:

Tobías. Dirige Francisca Dacosta, con presentación de la directora.

Somos Lengua. Dirige Kyzza Terrazas, con presentación del director.

La libertad de diablo. Dirige Everardo González, con presentación del director.

 

 

Jueves 19 abril, a partir de las 1600 hrs:

Fernanda Navarro.

Lupita Vázquez Luna.

Erika Bárcena Arévalo.

Jaime Martínez Luna.

Carlos López Beltrán.

 

 

Viernes 20 abril, a partir de las 1600 horas:

Jorge Alonso.

Carlos Mendoza.

Jacobo Dayán.

Mónica Meltis.

Irene Tello Arista.

 

 

Sábado 21 abril en la mañana, a partir de las 1000 horas:

Daniela Rea.

Marcela Turati.

Javier Risco.

Emilio Lezama.

Luis Hernández Navarro.

 

 

Sábado 21 abril en la tarde, a partir de las 1600 horas:

Marichuy Patricio Martínez.

Mardonio Carvallo.

Carlos González.

Adolfo Gilly.

Juan Carlos Rulfo.

Juan Villoro.

Pablo González Casanova.

 

 

Domingo 22 abril en la mañana, a partir de las 1000 horas:

Bertha Navarro.

Ximena Antillón, Mariana Mora y Edith Escareño.

Mauricio González González.

John Gibler.

 

 

Domingo 22 abril, a partir de las 1600 horas:

Juan Carlos Rulfo.

Paul Theroux.

Cristina Rivera-Garza.

Abraham Cruzvillegas y Gabriela Jáuregui.

Enrique Serna.

 

 

Lunes 23 abril, a partir de las 1600 horas:

Sergio Rodríguez Lascano.

Magda Gómez.

Bárbara Zamora.

Rafael Castañeda.

 

 

Martes 24 abril, a partir de las 1600 horas:

Natalia Beristáin.

Néstor Quiñones.

Daniel Giménez Cacho.

Yásnaya Aguilar Gil.

 

 

Miércoles 25 abril, a partir de las 1600 horas:

Red de Apoyo al CIG-Vocera / Colectivo Chiapas.

Red de Apoyo al CIG-Vocera / Colectivos Mesa de Bellas Artes.

Raúl Romero.

Pablo González Casanova.

Clausura del Conversatorio.

 

Equipo de Apoyo.

Abril del 2018.

 

**** ****

 

Domingo 15 abril, a partir de la hora que se pueda, ¿a las 1600 está bien?, sale y vale, a las 1600 horas, en el CIDECI-UniTierra:

¡Gran Concierto Musical!

(oh, bueno pues, ¡Mediano Concierto Musical!

¿Tampoco? Bueno, “¡Concierto Musical a Secas!”, ¿ah verdad?)

Batalla Campal Musiquera

(batidillo musiquero –ni idea de qué resulte-, o sea que será algo así como los tacos campechanos con harrrrrrrta salsa. Ojo: el antiácido va por su cuenta).

“Falta lo que Falta”

(o sea la paga, ésa siempre falta)

/porque viera que hay, oiga usted, joven, caballero, damita, ´onde quiera se consiguen, ya no digamos en blanco y negro, hasta fotocopias a color; impresiones en 3D de credenciales del INE –no, el photoshop se cobra aparte-; firmas con el DNA incluido; encuestas al gusto del que pague; un padrón electoral a modo; dos figuritas de acción, ¡edición limitada!, de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, para la casa, la oficina, oiga usted, para la dama, el caballero, la señorita, el niño, la niña, para regalo, presente u obsequio, llévelas –opcional: dos máscaras de los susodichos y una calcomanía con la leyenda “Yo en el INE sí confío” y otra que dice “Nah, ni madres”, para el carnaval de abril a julio-; boletas electorales ya con la elección de su preferencia (ah, ¿ésas ya las tienen? Mta, ¿no les digo?, si falta como quien dice “prospectiva” empresarial); más de un millón de followers para la red social más cercana a su esmarfon; hay para todos los presupuestos… bueno, no para todos, ni modos…/

¡Lucharaaaan a dos de tres desafinadas, sin límite de tiempo!

(o sea hasta que el maistro de la ceremoña se canse de preguntar “¿ya se cansaron? ¡no se oye! ¿ya se cansaron? ¡que no se oye!… mta, tras que ya tod@s se fueron a dormir y uno aquí con “recibamos-con-un-fuerte-aplauso-esta-bonita-melodía-que-lleva-por-título…”).

¡Desde los sótanos musicales de México esquina con el mundo planetario…!

/¿Eh? ¿no sabe dónde mero queda eso? Mire, le digo: como que se va usted así como ladeando, no mucho, ya ve que luego malhablan, sí, que si usted, que por qué se agacha y se va de lado, que esto, que lo otro, eso. Entonces ya ahí topa usted con un semáforo que siempre está en rojo, pero usted, nada de que nada, resistencia y rebeldía, se lo pasa. Bueno, ora sí métale velocidad a la chancla porque ya lo persigue la tira, y no es para pedirle su firma. Tons, ahí nomás como que usted hace como que va pa´llá pero ni mais palomas, tras que una vuelta cerrada, eso, que rechine la llanta del huarache, mero donde está el muro ése. ¿Qué?, bueno pues, si ya le anda, fírmele pues al muro, pero avise “¡ahí va el agua de riñón!”. Órales, apúrese porque ya viene la autoridad y usted ya violó todas las leyes, ya nomás le falta la de gravedad, así que brínquele. Ya, ahí nomacito ya es.

¿Vio que fácil? Y sin GPS, ni banda más ancha que su cintura, oiga, ni nada de eso. El puro filin mi buen, el sentimiento pues, la vibra, la a-r-m-o-n-í-a con el universo, el todo pues. Órales vamos pues a bailar, ¡pista!… Y uno, y dos, y tres, y vuelta, y repite… Nah, ¿cómo de que vals? No, ¡que venga la polka! ¿Eh? ¿No hay polka? Mta, pues por eso no se acabalaron las firmas, oiga. Ya pues, si yo nomás decía, ¿no que pidieron el análisis y la valoración? Para la otra pongan polkas y van a ver que hasta la calderona se las va a pedir prestadas… las firmas pues. Oh, ¿no le digo? si luego luego delata usted su procedencia, su falta de alcurnia, de pedigrí, de árbol genealógico. ¡Y que siga el taconazo! ¡Haiga cosa! ¡Ajúa! /

¡Se presentaaaan!

Patrulla Roja/Chulel Colectivo. Musiqueros chidos. Hip-hop.

Bossanónimas y una pizca de Psiqueson. Musiquer@s. Música latinoamericana y Sones.

Batallones Femeninos. Musiqueras feministas. Rap, hip-hop, o como se diga.

Filosoflow. Musiquero decolonial. Hip-hop ídem.

The People. Musiquer@s dj´s. Electrónica consciente.

Mexican Sound System y/o Mexican Salsa Brava. Musiquero. Reagge, hip-hop, dub, y/o salsa (brava, dice). ¿Eh? No, uno de los dos… que no se puede los dos porque se le desconfigura la marinola ésa y luego pues ni una ni otra. No, no se va a votar.

Además, en exclusiva, desde las montañas del sureste mexicano,

¡Del NightmareTeam musical del zapatismo!, se presentaaaan:

Resistencia y Dignidad (o Dignidad y Resistencia, el orden de los factores no altera la tonelada). Desde el caracol de Oventik. Musiqueras zapatistas. Toneladas zapatistas.

Los Originales de San Andrés. Musiqueros zapatistas. Desde el caracol de Oventik. Corridos, rancheras, baladas, cumbias bajo protesta (no les gusta tocarlas, pero si la banda pide, pues ni modos).

Instrumentos Autónomos Electrónicos (sí, así se autodenominan). Musiqueros zapatistas. Desde el caracol de La Garrucha. ¿Género musical? “Autónomo electrónico” (me cai que así me dijeron). Oyes, ¿pero no son los compas que tocan con un tambo, latas, ollas y cubetas?… ¿sí?… ¿y lo “electrónico” de dónde?, si ahí ni hay energía eléctrica… ¿qué? ¿latas con transistores? Mta magre, ya de plano.

Mariachi Grupo Jóvenes Rebeldes. Musiquer@s zapatistas. Desde el caracol de Roberto Barrios. Corridos, rancheras y…¿rap?… ¡¿con mariachi?! ¿En serio? Ah, es hip-hop… pues pior tantito, oigan.

L@s Seguidor@s de la lucha. Musiquer@s zapatistas. Desde el caracol de La Realidad. Corridos, rancheras… y ¡¿cumbias?! (¿no les digo? muy otro todo).

Las Nuevas Aprendedoras de la Selva. Musiqueras zapatistas. Desde el caracol de La Garrucha. Cumbias. ¡Y que se oiga el chiflido de las compañeras! Oh, ya pues.

Mariachi Resistencia. Musiquer@s zapatistas. Desde el caracol de Morelia. Corridos de autonomía y… ¿canciones para bailar? No, no voy a poner que tocan animoso… bueno pues, ahí está. Ya.

 

FinaleFortíssimo:

Cuando parece que ya terminó, y antes de que cada quien al cantón, oiga, a la calle, al campo, al jale, a la chinga, a darle mi buen que la papa no se cosecha sola: tooooodas las músicas al mismo tiempo. Sí, la banda sonora de la etapa que sigue. ¿Qué? ¿Se va a escuchar muy gacho de a tiro? Ah, pero sólo al principio, ya luego cada quien va agarrando como quien dice “il tempo”, el modo, la tonelada pues, y entonces sí…

¿Qué? Ah, ¿ha visto usted alguna vez la lluvia caer en un día soleado? Bueno, ¿ve ese archipiélago que se adivina por entre la tormenta, allá a lo lejos, brillando bajo el agua? Más allá. ¿Cómo de qué no mira? Fíjese bien. Ahí está.

Eso, compa, somos ustedes.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

 

El SupGaleano

practicando el Durito´s Break Dance en modo “allegro moderato entrando a fortíssimo pero no muy todavía”, mientras en la grabadorita, Creedence Clearwater Revival, feat Juan Gabriel, se arrancan con “Have you ever seen the rain”, porque, ya lo dijo el Piporro, no sólo de polkas vive el ser humano, también hay otras músicas y… ¡no! ¿cómo que cantos gregorianos? No, ¡rock and roll raza!… ¡Que suenen la marimba, la guitarra y el teclado! ¡Órales tú, el del guitarrón, no estés pintando violines!, ¡la trompeta!, ¡arránquense con una diana con chin chin! ¡Eso! Si hasta parece que saben lo que hacen, oiga usted. Ora sí, háganse a un lado, no los vaya yo a salpicar, ¡pista! (…) Ah, ¿no era mambo?, ¿no les digo? ¡Que venga la polka entonces!… Suénenle con fe al bailazo, agarre bailadora, agárrela del brazo; rodéllele la cintura, saque polvareda con el taconazo… Ya pues… ¡Ora raza!… Si acaso fui yo, fue aquel… ¡Ji jiñor!… No, si ya, tranquilo, aquí nomás… ¡y no te arrugues cuero viejo que te quiero pa´ tambor!… No, si yo callado, acaso estoy pensando nada… ¡Ajúa!

México, abril del 2018.

 

La Comisión Sexta del Ejército Zapatista de Liberación Nacional convoca al CONVERSATORIO (o semillero, según):

“Miradas, Escuchas y Palabras: ¿Prohibido Pensar?”

 

A las personas, grupos, colectivos y organizaciones que, en todo el mundo, entendieron e hicieron suya la iniciativa del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera:

A la Sexta nacional e internacional:

A quienes firmaron por la vocera del Concejo Indígena de Gobierno:

CONSIDERANDO QUE:

Primero y único:

La Familia Feliz.

Un poblado, o ciudad, o como se diga. Un lugar del mundo. Un muro. Pegado en la rugosa superficie del gran muro, un afiche, cartel, o como se diga. En la imagen, un hombre y una mujer sonríen frente a una mesa rebosante de comida variada. A un costado de la pareja, una niña sonriente; al otro costado, un niño mostrando su reluciente dentadura. Sobre de ellos, en letras grandes e intimidantes, se lee “LA FAMILIA FELIZ”. El cartel está ya viejo, con la pátina del tiempo apagando los colores que, suponemos, alguna vez fueron brillantes y, sí, se podría decir que felices. Algunas manos anónimas han agregado, en papel, pequeños letreros: “La familia feliz es feliz sólo con la bendición del divino”; “No a la familia homoparental, ¡mueran los maricas y las machorras!”; “La maternidad es lo que define a la mujer feliz”; “Se destapan caños. Presupuesto sin compromiso”; “Se renta casa feliz para familia feliz. Familias infelices, absténganse”.

Al frente, por la acera al pie del muro, la gente transcurre de un lado a otro sin apenas prestarle atención a la imagen opaca. De vez en cuando, alguna perece aplastada por un pedazo que cae del muro decrépito. Cierto, cada vez con más frecuencia suceden esos derrumbes parciales. Gajos del muro se desprenden y aplastan a veces a una sola persona o a un pequeño grupo, a veces a comunidades enteras. La conmoción en la muchedumbre dura apenas unos instantes, y reanuda su camino bajo la mirada pálida de la familia feliz.

Catástrofes menores y mayores, eso no debe distraernos de lo esencial ahora: cada tanto de tiempo, el supremo hacedor de “familias felices”, anuncia la elección, libre y democrática, del cuidador del afiche. Y precisamente ahora, el feliz calendario que, ahora se percata usted de ello, se puede ver detrás de la familia feliz, marca que es el tiempo de elegir. En estas fechas, una febril actividad recorre al gentío que, sin detenerse, opina, discute y pelea por las distintas opciones que se ofrecen para cuidar el gigantesco cartel.

Hay quien señala el peligro de que la impericia manifiesta de sus oponentes, ponga en riesgo la ya maltrecha imagen, símbolo de identidad del poblado, ciudad, o como se diga. Una persona ofrece remozarlo y devolverle el brillo y el color que alguna vez tuvo (en realidad, nadie recuerda ese tiempo, así que ni siquiera se puede asegurar que alguna vez existió –claro, en el dado caso de que se le pueda atribuir existencia al tiempo-). Otra más dice que las administraciones anteriores han descuidado la imagen y a eso se debe su visible deterioro.

Las distintas propuestas encienden las discusiones en los transeúntes. Se cruzan acusaciones, calumnias, falacias, argumentos con la solidez de lo efímero, condenas y sentencias apocalípticas. Se reflexiona sobre la importancia y trascendencia del momento, la necesidad de la participación consciente. No en balde se ha luchado tantos años para poder elegir a quien cuide la feliz imagen de la familia feliz.

Se forman bandos: allá el de quienes insisten en una renovación prudente; aquel otro insiste en el postulado científico de que: “más vale malo por conocido, que bueno por conocer”; otro bando aglutina a quienes ofrecen probidad, buen gusto, modernidad. Unos y otros gritan: “¡No pienses!, ¡Vota!”. Una pancarta estorba el trasiego de la gente, en ella se lee: “Cualquier llamado a razonar el voto, es un llamado a la abstención. No es tiempo de pensar, sino de tomar partido”.

Las discusiones no siempre son mesuradas. Es tan importante elegir al responsable de la imagen, que no pocas veces los bandos llegan a la violencia.

Hay quien habla de cuantiosas cantidades de felicidad para quien resulte vencedor, pero, lejos de los intereses mundanos, en los rostros adustos de los contendientes se advierte la seriedad del asunto: es un deber histórico, el futuro está en la mano titubeante de quienes habrán de elegir, es una grave responsabilidad pesando sobre los hombros de la gente; peso que, felizmente, será aliviado cuando se sepa quién se alza con el triunfo, y vea de procurar felicidad a la feliz imagen de la familia feliz.

Es tal el frenesí, que todos se olvidan por completo de la imagen retratada. Pero la familia feliz luce, en la soledad del muro, su perenne e inútil sonrisa.

Al pie de la alargada y alta pared, una niña levanta la mano pidiendo hablar. Los bandos apenas si la notan, pero no falta quien diga: “pobrecita, es una niña y quiere hablar, dejémosla”. “No”, dice otro bando, “es un truco del bando contrario, es para dividir el voto, es un distractor para que no reparemos en la gravedad del momento, es un claro llamado a la abstención”. El bando de más allá, objeta: “¿Qué capacidad puede tener una niña para opinar siquiera sobre el cartel? Le faltan estudios, crecer, madurar”. Y por aquel lado: “no vamos a perder el tiempo escuchando a una niña, debemos concentrarnos en lo importante: decidir quién es mejor para cuidar el cartel”.

La “Comisión de Nitidez y Legitimidad para la Elección del Encargado de Cuidar la Imagen de la Familia Feliz” (CNLEECIFF, por sus siglas), emitió un serio y breve comunicado, acorde con la gravedad de los tiempos: “Las reglas son claras: NO SE ADMITEN NIÑAS”.

Nuevas reflexiones de los analistas especializados: “lo único que logró la niña fue legitimar a la CNLEECIFF. Al pedir la palabra, la niña entró al juego y perdió, lo demás son consuelos”; “El fracaso de la niña es síntoma del fracaso del proceso renovador, las instituciones deberían dejar que la niña hable”; “Fue conmovedora, ella con su manita levantada, pidiendo atención, pobrecita”; “Fue un resultado adverso, producto de un análisis erróneo de la coyuntura, el contexto y la correlación de fuerzas, eso señala la ausencia de una vanguardia revolucionaria que dirija a las masas”; “Etcétera”.

Pero las discusiones apenas duraron unos minutos, y el ir y venir de pasos y sinrazones siguió su curso. No se escuchó a la niña hablar, mientras señalaba, no a la imagen, sino al muro sobre el que la familia feliz lucía su ya deteriorada placidez.

Parada sobre uno de los escombros, rodeada de cadáveres de niñas y de piedras desgajadas, la niña señaló, lacónica, lo evidente:

“Se va a caer”.

Pero nadie escuchó…

Un momento… ¿nadie?

(¿Continuará?…)

 

En base a lo anteriormente expuesto, la Comisión Sexta del EZLN convoca al:

CONVERSATORIO (o semillero, según):

“Miradas, Escuchas y Palabras: ¿Prohibido Pensar?”

En el que diversas personas del Congreso Nacional Indígena, del Concejo Indígena de Gobierno, de las artes, las ciencias, el activismo político, el periodismo y la cultura, nos compartirán lo que miran y escuchan.

El conversatorio se llevará a cabo los días del 15 al 25 de abril del 2018, en el CIDECI-Unitierra, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

Han confirmado su participación, entre otr@s:

Marichuy (vocera del Concejo Indígena de Gobierno). / Lupita Vázquez Luna (concejala del Concejo Indígena de Gobierno). / Luis de Tavira Noriega (director de Teatro). / Mardonio Carballo (escritor). / Juan Carlos Rulfo (cineasta). / Paul Leduc (cineasta). / Cristina Rivera-Garza (escritora). / Abraham Cruzvillegas (artista visual). / Néstor García Canclini (antropólogo). / Emilio Lezama (escritor y analista político). / Irene Tello Arista (columnista y activista). / Erika Bárcena Arévalo (abogada y antropóloga). / Ximena Antillón Najlis (psicóloga, especialista en víctimas de la violencia). / Jacobo Dayán (académico y activista por los Derechos Humanos). / Marcela Turati (periodismo de investigación). / Daniela Rea Gómez (periodista). / Carlos Mendoza Álvarez (filósofo). / John Gibler (periodista). / Javier Risco (periodista). / Alejandro Grimson (antropólogo). / Enrique Serna (novelista). / Paul Theroux (escritor). / Juan Villoro (escritor). / Pablo González Casanova (sociólogo y zapatista, no necesariamente en ese orden). / Gilberto López y Rivas (antropólogo). / Alicia Castellanos Guerrero (antropóloga). / Magdalena Gómez Rivera (abogada). / Bárbara Zamora (abogada). / Margara Millán Moncayo (socióloga feminista). / Sylvia Marcos (psicóloga y socióloga feminista). / Jorge Alonso Sánchez (antropólogo). / Fernanda Navarro y Solares (filósofa). / Néstor Quiñones (artista gráfico). / Raúl Romero (sociólogo). / Rafael Castañeda (militante político). / Luis Hernández Navarro (periodista). / Carlos Aguirre Rojas (sociólogo y economista). / Sergio Rodríguez Lascano (militante político). / Carlos González (abogado y activista en la lucha de los pueblos originarios). / Adolfo Gilly (militante político, historiador y analista). / Carolina Coppel (videasta). / Mercedes Olivera Bustamante (antropóloga feminista). / María Eugenia Sánchez Díaz de Rivera (socióloga). / “Lengua Alerta” (musiquero). / “Panteón Rococó” (musiqueros). / “El Mastuerzo” (guacarockero). / “Batallones femeninos” (musiqueras feministas). / “Los Originales de San Andrés” (musiqueros zapatistas). / “La Dignidad y la Resistencia” (musiqueras zapatistas).

 

Conforme vayan confirmando l@s demás invitad@s (cuyo nombres no se señalan para proteger a l@s inocentes) se hará pública la lista completa, así como los días y horarios de la participación de cada quien.

La dirección para registrarse como escucha-vidente, medio libre o de paga, es:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

(por favor poner nombre, ciudad, estado o país, individual o colectivo).

Dicho lo anterior, no falten… o falten, el asunto es que miren, escuchen y piensen.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Por la Comisión Sexta del EZLN (sección “Invitaciones y obviedades”)

SupGaleano.

México, marzo del 2018.